• ¿Qué y cuáles son las vitaminas?

Las vitaminas son compuestos químicos que el cuerpo del ser humano necesita para llevar a cabo reacciones químicas, que permiten al organismo nutrirse de forma adecuada.

Las vitaminas se dividen en dos grandes grupos:

°         El primero son las que se diluyen en agua y son llamadas hidrosolubles, en este grupo se encuentra la vitamina C y las que forman el complejo B, como: B1, B6 y B12…

°         El otro grupo está formado por las vitaminas que son solubles en aceite y se llaman liposolubles, estas son: las vitaminas A, E, D y K.

  • ¿Para qué sirven las vitaminas?

°         La Vitamina C tiene un sin número de funciones, sin embargo destacan aquellas que se ocupan de proteger a la célula del cuerpo humano de las agresiones externas, así como de ayudar a la cicatrización de heridas y en forma importante ayuda a la absorción de hierro en el intestino. En el niño recién nacido previene la aparición de alteración en el tiroides.

°         Las vitaminas del complejo B, tienen dentro de sus funciones principales, prevenir al individuo de anemias graves, de mantener la integridad de la piel y participa como un elemento para evitar la inflamación de los nervios del cuerpo.

°         La Vitamina E es esencial para mantener el funcionamiento de los músculos y de los nervios, así como un potente antioxidante que se ocupa de mantener íntegra a la célula.

°         La Vitamina A se encarga de formar los pigmentos de la retina del ojo así como de mantener en buen estado todas las cubiertas del cuerpo, entre las que se encuentra la córnea del ojo (capa más superficial).

°         La Vitamina D, tiene como principal función la de mantener la absorción de calcio y fósforo del organismo y por lo tanto mantiene sanos los huesos del niño.

°         Por último trataremos lo relacionado con la Vitamina K; esta vitamina es específica para mantener la coagulación de la sangre.

°         De lo anterior puede concluirse que las deficiencias de vitaminas alteran la piel, producen anemia, disminuyen la visión sobre todo durante la noche, alteran la coagulación sanguínea, descalcifican los huesos y todas ellas pueden causar en, casos de deficiencia, crecimiento lento.

  • ¿Debo darle vitaminas a mi hijo?

Debemos empezar por aclarar conceptos que se han creado a través del tiempo en la cultura popular. Las vitaminas NO tienen propiedades para abrir el apetito, tampoco influyen en que el niño aumente de peso, por lo tanto las vitaminas NO deberán ofrecerse al niño para abrirle el apetito ni tampoco para que aumente de peso.

En una alimentación bien balanceada, frutas, verduras, cereales y carnes, no debería contemplarse la adición de vitaminas extras ya que la alimentación las contiene. Quizá existan periodos en la vida en donde sí pueden ser útiles. Vitamina D durante el primer año. Vitamina C en caso de infecciones de repetición. Otro periodo importante sería la etapa de la pubertad en donde las demandas de vitaminas son excesivas, en este caso se pueden añadir a una dieta balanceada.

El ofrecer vitaminas extras a los niños sin una prescripción médica puede ser peligrosa, ya que algunas de ellas se acumulan, provocando una intoxicación.

ALIMENTOS CON VITAMINAS

  • Vitamina A   Hígado, zanahoria, mantequilla, huevos
  • Vitamina D   Pescado azul, marisco, leche entera
  • Vitamina E   Aceites, frutos secos, margarina, mantequilla
  • Vitamina C   Pimientos, coliflor, fresa, kiwi, naranja, mandarina
  • Tiamina         Carnes, pescados blancos, frutos secos, legumbres
  • Riboflavina   Hígado de cerdo, pan integral, té, cereales tostados y azucarados
  • Vitamina B6  Hígado, sesos, pescados azules, queso manchego, carnes magras, legumbres
  • Vitamina B12 Hígado, riñones, sardinas, carnes, aves, pescado azúl
  • Niacina          Atún, caballa, pechuga de pavo, quesos curados
  • Ácido fólico   Hígado de pollo, legumbres, quesos grasos, verduras, frutos secos
  • Zinc            Frutos secos, hígado, quesos semicurados, mariscos, legumbres
  • Cobre         Hígado de ternera, ostras, calamar, frutos secos
  • Calcio        Pescados pequeños comidos con espinas, leche en polvo, quesos, yogurt
  • Fósforo     Carnes, pescados, lácteos, cereales integrales, frutos secos
  • Magnesio       Frutos secos, legumbres, cereales
  • Sodio              Bacalao salado, embutidos, pescados en conserva
  • Potasio          Frutas y verduras frescas, legumbres, frutos secos
  • Cloro             Almejas, berberechos
  • Hierro           Carnes rojas, hígado de cerdo, ternera, legumbres
  • Yodo              Pescado fresco, marisco, quesos semicurados
Anuncios