¿Debemos utilizar humidificadores en la bronquiolitis?

Los síntomas principales de la bronquiolitis son la tos, dificultad respiratoria, fiebre y sibilantes. De siempre es conocido que la humidificación favorece a los niños afectos de laringitis.

En una revisión Cochrane de enero de 2011 se establece que no existe suficiente evidencia para recomendar los humidificadores de aire seco o húmedo en la bronquiolitis. El estudio esta basado en 156 niños menores de dos años tratados con salbutamol nebulizado o salino nebulizado y humidificación en tienda. En el estudio no se encontró mejoría en aquellos en que se aumentó la humidificación.

Nuestra recomendación habitual es mantener una humedad relativa del 50%. Calefacciones muy altas o ambientes resecos por madera pueden secar las secreciones del bebé. Los humidificadores tienen tendencia a colonizarse por patógenos que posteriormente se pulverizan en el ambiente. Por todo ello seguimos sin recomendarlos en la bronquiolitis.

Anuncios