Chest 2011

 

Podría haber una relación genética de ambas patologías, que implicaría desarrollo inadecuado de las vías aéreas inferiores y el trastornos del espectro autista.

 

En los estudios broncoscópicos se evidenciaron desarrollos anormales de las divisiones bronquiales, “dobletes”. Todos estos pacientes tenían comunicación interauricular.
Se examinó una muestra de 49 pacientes.  Es sabido que los dobletes causan más resistencia de vía aérea, provocando dificultad para respirar. Sin embargo, los problemas de estos pacientes para respirar no son suficiente para causar daños neurológicos.

 

El sistema nervioso central se cree que se desarrolla de manera anormal en los niños con autismo. Un estudio reciente encontró que los niños menores de 2 años con trastorno autista tienen un volumen cerebral más grande. Otro estudio mostró que muchos niños con autismo tienen características faciales propias, lo que sugiere que estas alteraciones se produjeron durante la gestación.

 

La limitación del estudio es que nadie ha investigado los bronquios de niños autistas sin síntomas respiratorios.

 

Anuncios