Los músculos respiratorios pueden ser entrenados utilizando cargas resistivas inspiratorias lineal para mejorar su fuerza y ​​resistencia. El propósito de este caso era demostrar que una intervención terapéutica que consiste en un dispositivo de presión de carga lineal facilita el retiro del ventilador en un niño crónicamente ventilado.

Reporte de un caso de un recién nacido de 4.725 gramos y con una puntuación de Apgar de 0-1, que había estado en ventilación mecánica durante 8 meses.

 

Entrenamiento de los músculos respiratorios con una carga de presión lineal se realizó dos veces al día. El número de series y repeticiones se incrementó progresivamente, manteniendo la carga de presión, con intervalos de 3 minutos entre las series, hasta alcanzar un máximo de 8 series de 70 repeticiones y una carga de presión de 13 cmH2O. Durante la intervención, el paciente se mantuvo en la posición supina a una altura de 30 °.

Requirió ventilación mecánica durante 8 meses (32 semanas de vida), con 4.450 horas (26,5 semanas) de la ventilación mecánica y 230 horas acumuladas (1,2 semanas) de respiración espontánea, sin obtener ningún éxito del destete. A los 10 meses de edad (40 semanas) y después de 2 meses (8 semanas) de entrenamiento de los músculos respiratorios, los resultados fueron 490 horas (3 semanas) de la ventilación mecánica y 854 (5 semanas) de respiración espontánea.

 

Por fin se logró la total independencia del niño de la ventilación mecánica.

El informe de este caso describe el entrenamiento muscular respiratorio por medio de un dispositivo de presión de carga lineal para el destete con éxito a un bebé de ventilación mecánica. Sin embargo, ensayos clínicos controlados son necesarios para comprender mejor los efectos de esta intervención en los músculos respiratorios neonatales.

Anuncios