Para muchos niños con parálisis cerebral, los músculos faciales que permiten el habla se ven afectados y dificultando la comunicación verbal o incluso haciéndola imposible de adquirir. Las dificultades de comunicación y lenguaje también están presentes en muchos niños con autismo. Estas dificultades que tienen para comunicarse verbal y no verbalmente los niños con Parálisis Cerebral y autismo son frustrantes, creando en muchas ocasiones barreras comunicativas insalvables para el niño y su familia. 

La mayoría de los niños con Parálisis Cerebral o autismo pueden oír, por lo tanto, escuchan las palabras que dices y con el tiempo será capaz de empezar a utilizarlas. Escuchar y entender viene antes de que el niño hable.

Los niños que tienen dificultad para controlar los movimientos de su cabeza, cara, boca y lengua, tendrán más problemas a la hora de decir palabras. Si  no pueden expresar sus necesidades o demandas a través del habla, pueden frustrarse y ralentizar o detener su aprendizaje.

Es importante fomentarle la comunicación de cualquier manera posible. Enseñar a la familia a identificar todas las formas en las cuales el niño se puede comunicar.

¿Te imaginas lo que sería querer expresarse pero no ser capaz de comunicarse de manera efectiva, incluso las necesidades más básicas?
La parálisis cerebral y el autismo conllevan limitaciones físicas o cognitivas que dificultan tanto la capacidad de comunicar como la de comprensión, repercutiendo en él y en el mundo que le rodea. El objetivo de este sistema aumentativo de comunicación  es el de que comience a añadir gestos y aprenda a utilizarlos según la situación comunicativa en la que se encuentre. Es decir que la comunicación sea funcional para conseguir una mayor interacción social, no solamente con la familia sino también con sus iguales en el contexto escolar.

Muchos padres están preocupados de que si sus hijos con parálisis cerebral o autismo aprender a escribir antes de que aprendan a hablar, retrasándose así el desarrollo de su intención comunicativa. Por el contrario, nuestra intención es la ayudar al niño a mejorar su expresión oral y complementar su comunicación con lenguaje de señas. 
Al igual que los niños con parálisis cerebral, niños con autismo pueden aprender a comunicarse con lenguaje de señas. 
Si usted es padre o pariente de un niño cuya comunicación se ve afectada por la parálisis cerebral o autismo, no se desespere. El lenguaje de signos puede ser un medio eficaz de comunicación para los niños no verbales.

CONTACTA CON NUESTRA LOGOPEDA PARA CONCERTAR CITA O RESERVAR VUESTRA PLAZA EN EL SIGUIENTE CURSO

Anuncios