Med Sci Sports Exerc. 2012

 

La broncoconstricción inducida por el ejercicio físico (BIE) puede limitarse mediante ejercicios de calentamiento, pero el mecanismo subyacente a este efecto es desconocido, al igual que el protocolo de calentamiento más efectivo.

En este artículo se documenta una revisión sistemática de los datos sobre efectividad de diversos protocolos de calentamiento a la hora de conseguir un periodo de atenuación de la BIE.

Los criterios de inclusión se cumplieron en 7 estudios aleatorizados, en los cuales se clasificaban rutinas de calentamiento previas al ejercicio físico como de alta intensidad en intervalos, baja intensidad continua, alta intensidad continua o intensidad variable.

Se logró un periodo de atenuación de la BIE (cuantificada mediante la reducción porcentual del volumen espiratorio forzado en 1 segundo) por medio del ejercicio de calentamiento de alta intensidad (diferencia media: −10,6%) o intensidad variable (diferencia media: −10,9%).

La BIE no se redujo de manera significativa con el calentamiento de baja intensidad continuo (diferencia media: −12,6%) o el calentamiento de alta intensidad continuo (diferencia media: −9,8%).

La atenuación más uniforme y efectiva de la BIE se observó con los calentamientos previos al ejercicio físico de alta intensidad en intervalos y de intensidad variable. Estos resultados indican que una estrategia apropiada de calentamiento que incluya al menos un cierto grado de ejercicio de alta intensidad podría ser una estrategia no farmacológica a corto plazo para reducir la BIE.

Anuncios