El dolor de oído es muy habitual en los niños. La causa más frecuente es la otitis. Con menor frecuencia también pueden causar dolor los tapones de cera o las heridas por el uso de bastoncillos de algodón.

Las otitis son infecciones del oído y pueden ser de dos tipos:

  • Otitis medias. Se producen durante los resfriados, cuando la infección llega al oído medio oído. Pueden dar dolor, fiebre, vómitos y salida de mucosidad o pus por el oído. Las otitis no son contagiosas, pero sí lo son los resfriados que las preceden.
  • Otitis externas. Se producen por la humedad, el calor o el rascado de la piel de la entrada al oído. Son habituales en verano y en usuarios de piscinas. Pueden producir picor, dolor y, a veces, salida de líquido por el oído. No suelen dar fiebre.

Puede sospechar una otitis si su hijo se toca el oído con frecuencia, le duele al tocarle o moverle la oreja, o al comer. El dolor puede persistir por la noche. En los bebés debe sospecharlo si están más irritables o lloran con más frecuencia, sobre todo al tomar el pecho o biberón y por la noche.

Tapones de cera: la cera protege de las infecciones de la piel. Sólo deben sacarse los tapones cuando producen dolor, ocluyen totalmente el conducto auditivo o si su médico lo aconseja.

¿QUÉ PUEDE HACER?

TRATAMIENTO
  • Si el dolor es intenso o tiene fiebre, puede darle paracetamol, a las dosis que le aconseje su médico habitualmente.
  • Ponga un paño templado (calor seco) sobre el oído, puede aliviar el dolor.
  • Evite que le entre agua en los oídos.
  • Evite ponerle gotas en el oído o utilizar antibióticos si no se los receta su médico.

PARA PREVENIR LA OTITIS:

  • Externa. Evite el rascado con objetos y la entrada de agua en el oído. Seque con cuidado los oídos mojados. Si son frecuentes, ponga dentro del oído, después de la piscina, 2 gotas de ácido acético al 2% (se prepara mezclando 1 parte de vinagre con 3 partes de agua).
  • Media. Evite en lo posible que el niño esté con personas resfriadas. Si tiene mocos en la nariz, realice lavados nasales con suero. No dé el biberón con el bebé acostado. No fume en las habitaciones donde esté el niño. La lactancia materna previene las otitis.
TAPONES DE CERA:
  • Si tiene cera, límpiele sólo la que salga por el orificio. No introduzca bastoncillos ni objetos dentro del oído.
  • Si su médico se lo indica, para facilitar su extracción, aplique 3 días antes, 2 veces al día, 3-4 gotas de agua oxigenada diluida al 50% (se prepara mezclando 1 parte de agua y 1 de agua oxigenada).

 ¿CUÁNDO CONSULTAR CON SU MÉDICO DE FAMILIA?

  • Si el niño tiene menos de 2 años, dolor de oído y fiebre, debe acudir durante las primeras 24 horas.
  • Si es mayor de 2 años y tiene dolor y fiebre, debe acudir si no mejora con tratamiento sintomático después de 48 horas.
  • Si tiene vómitos o el niño está muy decaído.
  • Si le sale líquido o sangre por el oído.
  • Si la zona alrededor del oído está inflamada.
  • Si después de 2 días de seguir el tratamiento médico sigue el dolor, la fiebre o la supuración del oído.
  • Si las otitis son repetidas. El médico valorará su tratamiento y seguimiento.
Anuncios