El soplo cardíaco es un sonido que se produce al pasar la sangre por el corazón. El médico lo puede oír cuando ausculta el pecho del niño.

Los soplos funcionales o inocentes son producidos por turbulencias que se dan en corazones normales, sanos y no se deben a ninguna enfermedad. Tampoco afectan al crecimiento y desarrollo de su hijo. No producen ningún síntoma.

Muchos niños sanos pueden tener este tipo de soplos alguna vez en su vida, sin que ello afecte a su corazón. A medida que el niño crece estos soplos pueden desaparecer de manera espontánea. Si son muy suaves pueden escucharse sólo en algunos momentos, pero en otros no. La fiebre o el cansancio pueden facilitar que se escuchen más fácilmente.

 ¿QUÉ PUEDE HACER?

  • Si su médico le dice que el niño tiene un soplo funcional o inocente:
  • El niño puede hacer una vida normal.
  • Puede practicar todo tipo de actividades y deportes.
  • No necesita limitar la actividad.
  • No tiene que realizar ningún tratamiento.
  • No precisa ningún cuidado especial.
  • Si por algún motivo tiene que cambiar de médico o centro sanitario, es conveniente que informe al nuevo médico de que su hijo tiene un soplo inocente.
  • Si tiene dudas o desea informarse sobre el tipo de soplo de su hijo.
  • Si el niño presenta algún síntoma: se cansa más, le cuesta respirar o su piel o labios se vuelven azulados.
Anuncios