La varicela es una enfermedad infecciosa producida por un virus.

Es habitual en niños, aunque también puede afectar a adultos que no la hayan pasado. Produce una erupción en forma de granos rojos y vesículas (ampollas de pequeño tamaño), que en unos días se secan y dejan una costra. La erupción pica mucho y también puede afectar a la cabeza, boca y garganta. Puede acompañarse de decaimiento y fiebre, por lo general no muy alta.

Se contagia fácilmente por el moco o la saliva al toser o estornudar, por el contacto de las ampollas que aún no han formado la costra y por llevarse a la boca objetos o juguetes contaminados. La enfermedad es contagiosa desde 2 días antes de aparecer la erupción hasta que toda la erupción esté en fase de costra.

¿QUÉ DEBE HACER?
  • Para evitar el contagio: no debe llevarle al colegio ni a la guardería. Evite también que esté con otros niños, mujeres embarazas o enfermos que no hayan pasado la varicela, hasta que todos los granos se hayan convertido en costras (aproximadamente, 7 días tras los primeros granos).
  • Para calmar el picor:

° Báñelo con agua tibia varias veces al día. El baño alivia el picor y previene la infección de la erupción por otros gérmenes. Puede añadir al baño medio sobre de avena coloidal. Séquele suavemente, sin frotar.

° Evite que el niño se rasque, abrigarle demasiado o el exceso de calor.

° Córtele y mantenga limpias las uñas para evitar infecciones de la piel por el rascado.

° Si el picor no disminye, es útil la loción de calamina sobre la piel 3 o 4 veces al día.

  • Si tiene lesiones en la boca, éstas pueden ser dolorosas. En ese caso déle alimentos blandos como sopas, purés, hervidos, flanes, zumos, helados y líquidos frescos.
  • Para tratar la fiebre o el dolor en la boca o garganta por lesiones de varicela:

° Puede darle paracetamol, a las dosis que le aconseje su médico.

° Evite darle aspirina y cualquier producto que la contenga.

  • Una vez resuelta la varicela:

° Protéjale durante un tiempo del sol. Póngale manga larga y gorra con visera y use cremas de protección solar, para evitar que las cicatrices duren y se noten más.La varicela no deja marcas en la piel a no ser que se infecte.

¿Cuándo consultar a su médico de familia?

  • Para confirmar que es una varicela.
  • Si el picor no disminuye.
  • Cuando el niño tenga fiebre alta o esté muy decaído.
  • Si tiene mucha tos.
  • Si la piel de alrededor de las vesículas está hinchada y roja, o si las costras están húmedas, con pus, inflamadas o son dolorosas.
  • Si el niño presenta cojera.
  • Si aparecen lesiones en los ojos.
  • Si le duele mucho la boca y el niño no quiere comer o beber.
  • Si está embarazada, padece una enfermedad grave o una enfermedad inmunitaria (las defensas bajas), y no ha pasado la enfermedad y está en contacto con un paciente con varicela.
Anuncios