Lancet 2012

 

Las complicaciones del nacimiento prematuro y la neumonía son las principales causas de mortalidad neonatal e infantil en todo el mundo

 

La información sobre la distribución de las causas y las tendencias en el tiempo correspondientes a la mortalidad infantil debería actualizarse periódicamente. Los cálculos más recientes de las causas de mortalidad infantil se remontan a 2010, y se registran tendencias en el tiempo desde el año 2000.

 

De los 7,6 millones de fallecimientos acaecidos en niños menores de 5 años en 2010, el 64,0% (4,879 millones) eran atribuibles a causas infecciosas, y el 40,3% (3,072 millones) se produjeron en neonatos.

 

Las complicaciones de los nacimientos prematuros (14,1%; 1,078 millones, intervalo de incertidumbre [II] 0,916 – 1,325), las complicaciones durante el parto (9,4%; 0,717 millones, 0,610 – 0,876) y la septicemia o meningitis (5,2%; 0,393 millones, 0,252 – 0,552) fueron las principales causas de mortalidad neonatal.

 

En los niños de más edad, la neumonía (14,1%; 1,071 millones, 0,977 – 1,176), la diarrea (9,9%; 0,751 millones, 0,538 – 1,031) y la malaria (7,4%; 0,564 millones, 0,432 – 0,709) se cobraron el mayor número de vidas.

 

A pesar de los enormes esfuerzos realizados para identificar los datos pertinentes, en 2010 solo se certificaron por métodos médicos el 2,7% (0,205 millones) de los fallecimientos de niños menores de 5 años. Entre 2000 y 2010, la carga global de decesos de niños menores de 5 años de edad disminuyó en 2 millones; la neumonía, el sarampión y la diarrea fueron las enfermedades que más contribuyeron a la reducción general (0,451 millones [0,339 – 0,547], 0,363 millones [0,283 – 0,419] y 0,359 millones [0,215 – 0,476], respectivamente). Sin embargo, tan solo el tétanos, el sarampión, el SIDA y la malaria (en África) disminuyeron a un ritmo anual suficiente como para alcanzar el cuarto Objetivo de Desarrollo del Milenio.

Anuncios