Alimentos permitidos y prohibidos en la intolerancia a la fructosa y el sorbitol

Hay personas que sufren de intolerancia a la fructosa y el sorbitol. Esta es una enfermedad metabólica de origen genético, en la cual debido a una deficiencia enzimática no se pueden absorber correctamente la fructosa y otros azúcares como el sorbitol. Para su correcto tratamiento es necesario conocer que alimentos están permitidos y cuales están prohibidos.

 

La intolerancia a la fructosa también llamada fructosemia es una enfermedad de origen genético.

Se conocen dos causas:

Por deficiencia de la enzima fructosa 1- fosfato aldolasa. En este caso es necesario eliminar una serie de alimentos que contengan fructosa, sacarosa (disacárido formado por fructosa y glucosa y sorbitol (azúcar invertido que puede contener sacarosa y/o fructosa).

Por déficit de la enzima fructoquinasa: Esta suele ser benigna y en ocasiones se desarrolla en forma asintomática y no necesita un tratamiento específico.

 

Alimentos permitidos para intolerancia a la fructosa y sorbitol

Lácteos: Leche, queso, yogur natural, mantequilla.

Carnes: Todas sin inconvenientes.

Huevo: Sin inconveniente.

Vegetales: Todos menos los prohibidos. Puedes consumirlos frescos, congelados o enlatados. Patatas fritas caseras o comerciales, zanahorias (no más de 1 pequeña por día). Cebolla (no más de 1 cucharadita por día).

Cereales: Avena, trigo, cebada, centeno, arroz, tapioca y productos elaborados a partir de estos. Se debe limitar el consumo de pan blanco. Galletas caseras elaboradas con glucosa en lugar de sacarosa.

Postres: sin fructosa, sacarosa y sorbitol.

Edulcorantes: Glucosa, jarabe de maíz. Edulcorantes artificiales sin fructosa, sacarosa ni sorbitol.

Sopas: Caseras utilizando alimentos permitidos. Extracto de carnes, cubitos concentrados.

Bebidas: Infusiones, cacao (asegurarse que no contenga sacarosa), bebidas sin sorbitol como edulcorante.

Condimentos: hierbas aromáticas, especias, esencias, colorantes, sal, pimienta, mostaza, curry.

Grasas: Mantequilla, margarina, aceites.

 

Alimentos prohibidos en intolerancia a la fructosa y sorbitol

Lácteos: Leche endulzada con fructosa, helados comerciales con fructosa o sorbitol, yogur con frutas.

Carnes: Jamón dulce; estofados con verduras no permitidas.

Vegetales: Guisantes, lentejas, garbanzos, judías blancas, maíz, verdura de raíz: nabos, remolacha, etc.), pepinillo, soya, col, tomate.

Frutas: Todas, naturales o diferentes preparaciones.

Cereales: Pan integral, harina de soya, muesli, Todo tipo de cereales elaborados de azúcar o miel.

Postres: Helados comerciales, chocolate, bollería, galletas comerciales, pastas dulces, especialmente los que son sin azúcar, dietéticas o para diabéticos.

Edulcorantes: Azúcar de mesa, melaza, jarabe de arce, fructosa, sorbitol.

Mermeladas, dulces: dulces dietéticos, para diabéticos, caramelos o chucherías, frutos secos, chocolate, goma de mascar común o sin azúcar.

Bebidas: Todos los saborizados de la leche, café con el agregado de sacarosa, batidos, zumos, licuados de frutas y verduras no permitidas, licores de frutas.

Condimentos: Salsas, aderezo, de ensaladas, mayonesas comerciales.

 

 

Anuncios