En agosto y septiembre, los alérgicos pueden vivir una segunda primavera debido a la polinización de las plantas chenopodiáceas (salsola y chenopodium).

Estas plantas, conocidas popularmente como cenizos, salicores, malosvecinos o corremolinos, son típicas de la flora desértica y pueden afectar las personas que sufren alergias en la época de la vendimia.

Mientras tanto, en Francia hay cuatro departamentos en alerta roja, trece en alerta naranja y tres en alerta amarilla por polen de ambrosía.

Anuncios