Nueve de cada 10 estadounidenses están comiendo demasiado sodio en su dieta – muchos de ellos sin saberlo – en el restaurante y los alimentos procesados, y no del salero.

Un estudio reciente de CDC evaluó la ingesta de sodio en niños y adolescentes entre los 8 y 18 años encontrándose un consumo de casi 3.400 mg de sodio al día, aproximadamente la misma cantidad que los adultos.

La mayor ingesta de sodio se asoció con una presión arterial más alta. Las recomendaciones son en menores de 2 años de edad consumir menos de 2.300 mg de sodio por día. Y si hay hipertensión bajar a 1500 mg por día. La presión arterial alta que comienza en la infancia normalmente continúa hasta la edad adulta.

Los 10 alimentos que aportan la mayor cantidad de sodio en la dieta de un niño incluyen alimentos como la pizza, aves de corral y panes y panecillos.

Anuncios