J Child Psychol Psiquiatría 2013

 

Algunos niños con un diagnóstico preciso de trastorno del espectro autista (ASD) pueden llegar a “superar” el diagnóstico con niveles normales de funcionamiento.

El estudio comparó a 34 niños en edad escolar y adultos jóvenes con un diagnóstico previo de autismo que habían logrado “resultados óptimos” (sin síntomas actuales de la enfermedad) con 44 individuos emparejados con autismo de alto grado y 34 compañeros de desarrollo típico.

Los resultados mostraron que los grupos primero y tercero presentaron iguales calificaciones en comunicación, interacción social, reconocimiento de cara y subescalas del lenguaje.

El 1º grupo sí presentó disfunción social en sus primeros años de desarrollo con dificultades de comunicación y comportamientos repetitivos.

Los resultados sugieren que existe una amplia gama de resultados posibles.

Informes posteriores de este estudio deberían ayudar a reconocerr la verdadera naturaleza del autismo y el papel de la terapia.

Estos niños son generalmente considerados discapacitados de por vida.

Durante muchos años, en la práctica clínica, hemos visto a niños que cambian el espectro del autismo.

No hay predictores del resultado óptimo

Todos los niños con TEA son capaces de avanzar en la terapia intensiva, pero con el estado actual de nuestros conocimientos, la mayoría no logra el tipo de resultados óptimos que estamos estudiando. Son entre el 10% y el 25% de los niños los que pierden su diagnóstico de TEA.

Anuncios