Etiquetas

Lancet 2013

La bacteriemia es una causa importante de morbimortalidad en niños gravemente enfermos. El objetivo era evaluar si los baños diarios en gluconato de clorhexidina (CHG), en comparación con los métodos de baño convencionales, reduciría la bacteriemia en niños gravemente enfermos.

En un ensayo clínico cruzado, sin enmascaramiento, aleatorizado por grupos y realizado en dos periodos, diez unidades de cuidados intensivos pediátricos de cinco hospitales de EE. UU. se asignaron de forma aleatoria para utilizar una rutina de baños diarios para los pacientes ingresados mayores de dos meses de edad consistente en un método de baño convencional o en el uso de un paño impregnado en CHG al 2% durante un periodo de seis meses. Las unidades adoptaron el método de baño alternativo durante un segundo periodo de seis meses. Se examinó la idoneidad para el estudio de un total de 6482 pacientes ingresados. El criterio principal de valoración fue la presencia de un episodio de bacteriemia. Se llevaron a cabo análisis por intención de tratar (IT) y por protocolo (PP). Este estudio se encuentra registrado en ClinicalTrials.gov con el identificador NCT00549393.

Se excluyeron 1521 pacientes ingresados porque la duración de su estancia hospitalaria fue inferior a dos días y 14 rehusaron participar. En total, 4947 pacientes ingresados eran aptos para el análisis. En la población IT se observó una reducción no significativa de la incidencia de bacteriemia con los baños de CHG (3,52 por 1000 días; IC del 95%: 2,64-4,61) en comparación con la práctica habitual (4,93 por 1000 días; 3,91-6,15; cociente de tasas de incidencia ajustado [CTIa] 0,71; IC del 95%: 0,42-1,20). En la población PP, la incidencia de la bacteriemia fue inferior entre los pacientes que recibieron baños de CHG (3,28 por 1000 días; 2,27-4,58) en comparación con la práctica habitual (4,93 por 1000 días, 3,91-6,15; CTIa: 0,64; 0,42-0,98). No se registraron acontecimientos adversos graves relacionados con el estudio y la incidencia de reacciones cutáneas asociadas al CHG fue de 1,2 por 1000 días (IC del 95%: 0,60-2,02).

Los niños gravemente enfermos que recibieron baños diarios de CHG presentaron una menor incidencia de la bacteriemia en comparación con los que se sometieron a una rutina de baños convencional. Además, el tratamiento se toleró bien.

Anuncios