NEJM 2013

Un estudio internacional en el que han participado dermatólogos del Hospital del Mar de Barcelona ha constatado que un fármaco que se utiliza para la mejora del asma bronquial severa elimina los síntomas de la urticaria crónica espontánea, lo que supone una mejora en la calidad de vida de estos pacientes.

Según ha informado este miércoles el centro sanitario en un comunicado, la urticaria crónica es una de las enfermedades más frecuentes de la piel, y consiste en una reacción repentina que provoca la aparición de manchas rojas de diferentes formas y tamaños que se hinchan y producen un picor muy intenso.

Cuando esta urticaria persiste más de seis semanas se considera de tipo crónica, condición que puede durar de 5 a 10 años, con un empeoramiento de la calidad de vida del paciente, tanto a nivel físico como emocional.

Aproximadamente el 50% de estos pacientes no responde al tratamiento con antihistamínicos no sedantes a dosis habituales y requiere un incremento de dosis, aunque algunas personas precisan inmunosupresores como corticoides.

El estudio ha demostrado que el omalizumab, un tratamiento biológico que bloquea la unión de la inmunoglobulina E con su receptor de la célula efectora de la urticaria, el mastocito, elimina radicalmente el picor y los signos de la urticaria en aquellos pacientes que no mejoran con la administración de antihistamínicos.

El hallazgo ha estado precedido de un ensayo clínico internacional de 7 meses de duración y ha contado con la participación de 323 personas de diferentes países, con una edad media de 42 años y mayoritariamente mujeres, lo que refleja el perfil de paciente con urticaria crónica.

El fármaco tiene una rápida eficacia en un 90% de los enfermos afectados, es de fácil administración -una vez al mes- y tiene menos efectos adversos que los inmunosupresores actualmente utilizados en los casos graves.

Anuncios