Etiquetas

, ,

El origen de Educación Conductiva se encuentra en las obras de un médico húngaro y educador, el profesor András Peto.

El profesor Peto nació en 1893 en Hungría. Su madre, que era una educadora y su padre, que tenía la enfermedad de Parkinson le influyeron considerablemente orientándolo hacia los campos de la educación y la ciencia médica.

Peto se trasladó a Viena para estudiar medicina. Es allí donde comenzó a desarrollar la teoría de la educación conductiva en la década de 1930. Regresó a Budapest en 1938 y en 1945 tuvo éxito en el establecimiento de un centro para personas con trastornos motores en la capital húngara. Su centro fue reconocido oficialmente en 1950.

El criterio principal es que las personas con trastornos motores pueden efectivamente aprender nuevas habilidades mediante la utilización de las zonas dañadas del cerebro y por lo tanto, superar sus problemas de movimiento y coordinación. Según el profesor Peto, esta capacidad puede ser movilizada con la ayuda de un proceso de aprendizaje correctamente guiado y siempre de forma activa. Esa es la razón por la que el profesor llamó a su método “conductor”.

Los profesores del programa son llamados conductores – sus roles se definen mejor mediante esta metáfora, dado que conducen, dirigen la  orquesta  del cerebro para una mejor sinfonía posible. Los conductores completan un título de cuatro años en el Instituto Internacional de Peto en Budapest, Hungría, donde se entrenan en los estudios teóricos y prácticos.

Dependiendo de la edad de los niños y el tipo de participación de los alumnos del centro puede variar desde un par de horas a la semana a 5-6 horas al día, 5 días a la semana.

En otros países los conductores trabajan estrechamente junto con los profesores, maestros de intervención temprana o los educadores de la primera infancia para asegurar la inclusión total o parcial de los niños en la educación general y facilitar el acceso al plan de estudios nacional.

Los pediatras o especialistas en atención temprana recomiendan integrar la educación conductiva en el sistema educativo. Es un viaje emocionante y desafiante para todos los involucrados.

Pronto dispondremos de Peto en Zaragoza para apoyar a los niños más necesitados. Llame y pregunte 976296833.

 

Anuncios