Etiquetas

Las cefalosporinas

Ceftarolina

Ceftarolina es una cefalosporina de quinta generación parenteral que se une a las proteínas de unión a penicilina y evita la síntesis de la pared celular bacteriana. Tiene actividad contra un amplio espectro de patógenos Gram-positivos y Gram-negativos. Es la cefalosporina primero aprobada con actividad in vitro contra el MRSA. La eficacia y seguridad de ceftarolina intravenosa (600 mg dos veces al día) para el tratamiento para la neumonía adquirida ha sido evaluada en varios estudios. El estudio aleatorizado, doble ciego, multicéntrico, fase III – FOCUS 1 y 2 – demuestra la curación clínica alta (> 82%) y la no inferioridad de ceftaroline a la ceftriaxona en adultos hospitalizados no-UCI.

Ceftobiprole

Nueva cefalosporina de amplio espectro parenteral tiene una actividad microbiológica contra los patógenos bacterianos más comunes, incluyendo MRSA. Los resultados de un estudio multicéntrico, doble ciego, en el que 706 adultos hospitalizados con neumonía de la comunidad grave fueron asignados al azar a ceftobiprole (500 mg en infusión durante 120 minutos cada 8 h) o ceftriaxona (con o sin linezolid) se publicaron recientemente. Ceftobiprol no era inferior a ceftriaxona.

 

Ketólidos

Los ketólidos son una subclase de los macrólidos, que fueron diseñados específicamente para superar los patógenos respiratorios resistentes a macrólidos. Recientemente, nuevos ketólidos se han desarrollado para el tratamiento de las neumonías de la comunidad.

Cetromicina

Tiene la capacidad de superar los mecanismos de metilación de la resistencia a los macrólidos en S. pneumoniae. Los pacientes fueron asignados al azar en un 1: 1 relación de recibir Cetromicina oral (300 mg diarios durante 7 días) o claritromicina (250 mg dos veces al día durante 7 días). En comparación con claritromicina, la curación clínica y las tasas de erradicación bacteriana no difirieron significativamente entre los grupos de estudio en los dos estudios. Aunque Cetromicina pareció ser más eficaz en el tratamiento de pacientes con bacteriemia S. pneumoniae. Los efectos secundarios más comunes experimentados en ambos grupos de tratamiento fueron diarrea, náuseas, disgeusia y dolor de cabeza. Sin embargo, disgeusia (regusto metálico) fue significativamente más frecuente en el grupo Cetromicina.

Solitromicina

Solitromicina mostró favorable potencia in vitro y un buen espectro de actividad contra los patógenos bacterianos más frecuentemente aislados en la piel.

 

Las quinolonas

Las quinolonas juegan un papel importante en la gestión de la neumonía adquirida. Su uso ha ido en aumento durante las últimas décadas.

Nemonoxacina

Nemonoxacin, una nueva quinolona no fluorada, muestra una actividad in-vitro e in-vivo potente contra los agentes patógenos, incluyendo S. pneumoniae multirresistente. En un estudio aleatorizado, doble ciego, multicéntrico que comparó la seguridad y eficacia de nemonoxacin con levofloxacino en pacientes adultos con NAC leve a moderada, con un total de 265 pacientes. Nemonoxacin oral (750 mg y 500 mg) administrada durante 7 días mostró tasas de éxito clínico y bacteriológico tan altos como levofloxacino. Entre los eventos adversos, diarrea, mareos y dolor de cabeza son los más frecuentes entre los pacientes tratados con nemonoxacin.

Zabofloxacina

Estudio comparativo con levofloxacino todavía en fase 2, doble ciego, de tres brazos realizado en los Estados no en prensa. Estudio Coreano espectro similar a moxifloxacina.

JNJ-Q2

JNJ-Q2 es un nueva 4-quinolona fluorada que se está desarrollando para el tratamiento de bacterias patógenas responsables de las infecciones bacterianas de la piel, así como infecciones respiratorias, incluida la neumonía.

KPI-10

Otro antibiótico en evaluación y desarrollo es KPI-10, una nueva fluoroquinolona. En los aislamientos obtenidos de centros médicos de América del Norte, Europa, América Latina y Asia-Pacífico entre 2008 y 2010, KPI-10 demostró una potente actividad contra las bacterias que se encuentran comúnmente la causa de la neumonía, incluyendo CA-MRSA.

Otros antibióticos

BC-3781 es un antibiótico pleuromutilina semisintético en investigación, que acaba de terminar un ensayo clínico de fase 2. Es muy activo contra patógenos respiratorios y su actividad no fue influenciada negativamente por la resistencia a otros antimicrobianos.

Anuncios