14th International Congress on Schizophrenia Research (ICOSR). Abstract S73. 2013.

Hospitalización por infección en la infancia se asocia con un mayor riesgo de desarrollar esquizofrenia en la adolescencia y la edad adulta según demuestra una investigación reciente.

El estudio también encontró un aumento del riesgo de esquizofrenia si el padre del niño había sido hospitalizado por una infección.

Se trata de infecciones graves que requieren hospitalización.

Varios estudios han señalado los vínculos entre las infecciones maternas durante el embarazo y el riesgo del niño para la esquizofrenia. Sin embargo, pocos estudios han observado infecciones en los niños y sus resultados no han sido concluyentes.

Se identificaron 3.409 personas que tuvieron un primer contacto con el hospital de 1991 hasta 2010. De ellos, 1.549 fueron expuestos a una infección durante su infancia que requirió hospitalización. El estudio mostró que las personas que fueron hospitalizados por una infección en la infancia eran casi de un 50% más de probabilidades de desarrollar esquizofrenia, con un riesgo relativo (RR) de 1,45 (intervalo de confianza del 95% [IC]: 1,35 a 1,55).

La infección bacteriana se asoció con el riesgo más alto (RR, 1,73, IC 95% 1,55 – 1,92). Si el hígado estaba infectado el riesgo relativo aumentó a 4,05 (IC del 95% 1,45 – 8,71),

Las infecciones virales aumentaron el riesgo en un 40% (RR, 1,40, IC 95%, 1,25-1,56).

Sabemos que se trata de una etiología multifactorial, en el caso de la esquizofrenia, por lo que la infección no es probablemente un factor causal. La asociación entre la infección por la infancia y la esquizofrenia puede ser debido a las respuestas inflamatorias que afectan al cerebro, o los factores de riesgo genéticos y ambientales en algunas familias.

Anuncios