The Lancet. 2013

La infección humana causada por un nuevo coronavirus denominado coronavirus del síndrome respiratorio de Oriente Próximo (MERS-CoV, por sus siglas en inglés) se identificó por primera vez en Arabia Saudí y oriente próximo en septiembre de 2012 y a fecha de 23 de mayo de 2013, existían 44 casos confirmados en laboratorio. En este artículo se documentan datos clínicos y virológicos detallados de dos casos relacionados de infección por MERS-CoV tras la transmisión nosocomial del virus de un paciente a otro en un hospital francés.

El paciente 1 visitó Dubai en abril de 2013 mientras que el paciente 2 reside en Francia y no viajó al extranjero. Ambos presentaban trastornos inmunodepresores subyacentes. Se realizaron pruebas en muestras de las vías respiratorias altas (exudados nasofaríngeos) o bajas (lavado broncoalveolar, esputo), así como muestras de MERS-CoV en sangre completa, plasma y suero mediante RT-PCR en tiempo real dirigida a los genes upE y Orf1A de MERS-CoV.

La manifestación clínica inicial incluía fiebre, escalofríos y mialgia en ambos pacientes; en el caso del paciente 1, también diarrea. Los síntomas respiratorios se hicieron predominantes rápidamente; la insuficiencia respiratoria aguda derivó en la necesidad de aplicar ventilación mecánica y oxigenación por membrana extracorpórea (OMEC). Ambos pacientes desarrollaron insuficiencia renal aguda. El MERS-CoV se detectó en las muestras de las vías respiratorias bajas que presentaban una elevada concentración vírica (por ejemplo, valores de ciclo umbral [Ct] de 22,9 para upE y 24 para Orf1a en una muestra de lavado broncoalveolar del paciente 1; valores de Ct de 22,5 para upE y 23,9 para Orf1a en una muestra de esputo inducido del paciente 2), mientras que las muestras nasofaríngeas fueron levemente positivas o no concluyentes. Los dos pacientes compartieron la misma habituación durante tres días. El periodo de incubación se estimó en 9-12 días en el segundo caso. No se documentó ninguna transmisión secundaria entre los trabajadores del hospital a pesar de la ausencia de medidas de protección específicas antes de que se sospechara el diagnóstico de MERS-CoV. El paciente 1 falleció el 28 de mayo debido a un fallo multiorgánico resistente al tratamiento.

Anuncios