El gobierno japonés ha retirado su recomendación de usar la vacuna del virus del papiloma humano (VPH) en niñas esta semana.

El anuncio está en marcado contraste con el pronunciamiento de esta semana por las autoridades de salud en los Estados Unidos de que las tasas de vacunación en adolescentes se debe aumentar.

El Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar de Japón no ha suspendido la vacunación, pero ha dado instrucciones a los gobiernos locales de no promover el uso de los medicamentos, mientras que los análisis se llevan a cabo sobre los efectos adversos, como dolor y entumecimiento a largo plazo.

Tanto Gardasil, que es una vacuna tetravalente de Merck como Cervarix (GlaxoSmithKline), que es bivalente, están aprobadas para vacunación contra el VPH en Japón.

Anuncios