En un estudio realizado en ratón, un grupo de investigadores de Francia ha obtenido nuevos datos que indican que el consumo de cafeína durante la gestación puede ser perjudicial para el desarrollo infantil. En el caso de las ratonas a las que se administró cafeína durante la gestación y la lactancia, se observó un efecto perjudicial significativo en la actividad cerebral de las crías. En estas crías se observaron un aumento del riesgo de crisis epilépticas y un deterioro de la memoria espacial.

Para el estudio, los investigadores administraron a las ratonas una cantidad de cafeína equivalente a dos o tres tazas de café en los seres humanos. Los resultados pusieron de manifiesto que la cafeína impedía el movimiento de ciertas neuronas de un área del cerebro, lo que afectó especialmente a la memoria espacial.

Aunque estos resultados no son aplicables necesariamente a los seres humanos, constituyen un conjunto de datos básicos que indica que la cafeína puede ser perjudicial durante la gestación y la lactancia, explica el investigador principal Christophe Bernard del instituto Inserm.

No obstante, los investigadores no se ponen de acuerdo sobre si el consumo de café es perjudicial para los niños y en qué cantidad. Según un estudio realizado en Suecia, los hijos de las mujeres que consumen al menos una taza de café al día pesan menos al nacer. Por consiguiente, la Organización Mundial de la Salud recomienda no beber más dos tazas grandes de café al día durante la gestación.

Anuncios