Etiquetas

,

La relación entre madre e hijo espectacular!!!.

Los profundos lazos psicológicos y físicos compartidos por la madre y su hijo comienzan durante la gestación, cuando la madre lo es todo para el feto en desarrollo; calor y sustento al ritmo constante y calmante del corazón materno.

La conexión física entre la madre y el feto es proporcionado por la placenta, un órgano, construido de células tanto de la madre como del feto.

Las células pueden migrar a través de la placenta entre la madre y el feto, e instalarse en muchos órganos del cuerpo, incluyendo pulmones, tiroides, hígado, corazón, riñón y piel. Estos pueden tener una amplia gama de impactos, de la reparación de tejidos y prevención del cáncer.

En un reciente estudio se encontraron células masculinas en el cerebro de mujeres, viviendo allí, en algunos casos, varias décadas. Este estudio reveló que estas células eran menos comunes en los cerebros de mujeres que tenían la enfermedad de Alzheimer.

Esta condición se llama quimerismo de la mitología griega, una criatura que era parte serpiente parte león y parte cabra.

Microquimerismo es la presencia persistente de unas pocas células genéticamente distintas en un organismo. Se encontraron tales células en más del 60 por ciento de los cerebros de las madres y en múltiples regiones del cerebro.

 

Anuncios