Etiquetas

,

Cuanto más prematuro es el parto, mayores son las probabilidades de problemas respiratorios

Un nuevo estudio podría añadir el asma a la lista de desventajas de nacer demasiado pronto. Los niños que nacen de forma prematura parecen tener un mayor riesgo de asma y trastornos de respiración sibilante, según una revisión reciente, publicada en “PLoS Medicine”.

Investigadores dirigidos por el Dr. Aziz Sheikh, del Hospital Brigham and Women’s, de Boston (Estados Unidos), observaron 30 estudios enfocados en los vínculos entre el nacimiento prematuro (que se define como menos de 37 semanas de gestación) y el asma y los trastornos de respiración sibilante en más de 1,5 millones de niños.

El análisis halló que los bebés prematuros tenían un 70% más de probabilidades de contraer asma o trastornos de la respiración sibilante más adelante en la niñez que los bebés a término completo. En general, casi el 14% de los bebés prematuros luego contrajeron asma en la niñez, frente al 8,3% de los bebés a término.

El riesgo fue incluso mayor para los bebés muy prematuros, que se define como los niños que nacen antes de las 32 semanas de gestación. Esos bebés tenían alrededor de tres veces más probabilidades que los bebés a término completo de contraer asma o trastornos de la respiración sibilante más adelante.

“En todo el mundo, más del 11% de los bebés nacen prematuros”, señaló Sheikh. “Dado que el asma es una afección crónica, nuestros hallazgos subrayan la necesidad de mejorar nuestra comprensión sobre los mecanismos que subyacen a la asociación entre el nacimiento prematuro y el asma o los trastornos de la respiración sibilante para desarrollar intervenciones preventivas y terapéuticas”, planteó.

Aunque el estudio halló una asociación entre el nacimiento prematuro y el asma posterior, no pudo probar causalidad.

Anuncios