Etiquetas

J Clin Endocrinol Metab 2014

Cuando la apnea del sueño priva periódicamente al cuerpo de oxígeno, puede debilitar los huesos y aumentar el riesgo de osteoporosis

Tener apnea obstructiva del sueño diagnosticada puede aumentar el riesgo de osteoporosis, especialmente entre las mujeres o las personas de edad avanzada, según concluye un nuevo estudio publicado en “Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism”.
La apnea del sueño es una condición que causa interrupciones breves en la respiración durante el sueño, siendo la apnea obstructiva la forma más común, que ocurre cuando las vías respiratorias de una persona se obstruyen mientras duerme. Si la apnea del sueño no se trata, puede elevar el riesgo de derrame cerebral, enfermedades cardiovasculares y ataques al corazón.

“Interrupciones del sueño causadas por la apnea obstructiva del sueño pueden dañar  los sistemas del cuerpo, incluyendo el sistema esquelético”, señala uno de los autores del estudio, Kai-Jen Tien, del Centro Médico Chi Mei en Tainan (Taiwán).

“Cuando la apnea del sueño priva periódicamente al cuerpo de oxígeno, puede debilitar los huesos y aumentar el riesgo de osteoporosis. La condición progresiva puede conducir a fracturas de huesos, aumento de los costos médicos, reducción de la calidad de la vida y hasta la muerte”, alerta este experto.

El estudio de cohorte retrospectivo utilizó los registros del Programa del Seguro Nacional de Salud de Taiwán para realizar un seguimiento del tratamiento de 1.377 personas que fueron diagnosticadas con apnea obstructiva del sueño, entre 2000 y 2008. Durante el transcurso de los siguientes seis años, compararon la tasa de diagnóstico de la osteoporosis en este grupo de pacientes con apnea obstructiva del sueño con 20.655 personas comparables en edad y sexo sin el trastorno del sueño.

Los investigadores encontraron que la incidencia de la osteoporosis fue 2,7 veces mayor entre los pacientes con apnea del sueño que sus contrapartes, después de ajustar por edad, sexo, otros problemas médicos, ubicación geográfica e ingresos mensuales, con las mujeres y las personas mayores con un mayor riesgo de desarrollar esta enfermedad de los huesos.

“A medida que más y más personas son diagnosticadas con apnea obstructiva del sueño en todo el mundo, tanto pacientes como proveedores de salud deben ser conscientes del mayor riesgo de desarrollar otras enfermedades. Tenemos que prestar más atención a la relación entre la apnea del sueño y la salud de los huesos para que podamos identificar estrategias para prevenir la osteoporosis”, aconseja Tien.

Anuncios