1 de cada 68 niños a partir de 8 años (o 14,7 por 1000) tenían un TEA, en comparación con una estimación 2012 de 1 de cada 88 niños (11,3 por 1000).
Muchos factores potenciales se han sugerido como causales. Desde la exposición a pesticidas prenatalmente, autoanticuerpos maternos ASD-específicos y edad materna y paterna avanzada.
Los nuevos datos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) sobre la incidencia de los diagnósticos de TEA son profundamente inquietantes porque muestran un aumento del 30% en el diagnóstico sólo en el último par de años.
Según el CDC, 1 de cada 42 niños tiene un diagnóstico de TEA en la actualidad.
Un estudio examinó el potencial de auto-anticuerpos maternos específicos de autismo. La inmunoglobulina IgG materna anticuerpos G. materna atraviesa la placenta y circula a partir de la 13 semana de gestación, cuantificándose hasta la mitad del nivel que se encuentran en la sangre de la madre en la semana 30. Al nacimiento supera los niveles maternos.
Estudios en roedores y los primates han demostrado que estas proteínas se unen al cerebro. Incluyen la lactato deshidrogenasa A y B (inducida por el estrés), fosfoproteína 1, proteínas mediadora de la respuesta de colapsina 1 y 2, y la proteína Y de la unión.
Un estudio del Instituto MIND de la Universidad de California, encontró que el 23% de los niños autistas tenían evidencia de estos autoanticuerpos. Lo sorprendente fue que había 99% de especificidad. Si una madre tenía los anticuerpos, había un riesgo del 99% de que el bebé terminaría desarrollar autismo en algún momento de la vida. Esto puede explicar cerca de un cuarto de los casos de autismo – claramente no todos los casos.
Otro estudio examinó la posible asociación a pesticidas. Encontrando una conexión directa entre autismo y pesticidas a 1 .6 km.. Si hubo una exposición a esos productos en cualquier momento durante el embarazo, el riesgo aumenta 60%. Si la exposición fue clorpirifos, uno de los organofosforados, y fue durante el segundo trimestre, se registró un incremento de 230% en el riesgo.

Anuncios