Los niños y adultos con trastornos del espectro autista (TEA) muestran un riesgo significativamente mayor de fractura de cadera.

Parecen tener menor densidad ósea, sobre todo aquellos con dietas especializadas, tales como la libre de gluten y caseína. También se incluye como factor de riesgo la ingesta de calcio y vitamina D, actividad física y niveles de cortisol.

Los hallazgos fueron presentados en la Sociedad Americana para la Investigación Ósea y Mineral (ASBMR) 2014.

Los resultados mostraron que el riesgo de fractura de cadera en niños de 3 a 22 años de edad era de más de 3 veces mayor(odds ratio [OR], 3,33; P <0,0001).

Entre las niñas con TEA, el riesgo era notablemente superior a la de las niñas sin ASD (OR, 8,1; P = 0,0005) y un poco más alta que para los niños con TEA (OR, 2,0; P = 0,06).

Más información sobre autismo en wordpress.neurofeedbackzaragoza.com

Anuncios