Algunos niños hospitalizados con problemas respiratorios causados ​​por el enterovirus D68 en Colorado y Kansas City también han desarrollado una parálisis inexplicable en sus brazos y piernas.

Esto se debe a que el virus D68 está relacionado con el virus de la polio.

Cuando enterovirus se mueven más allá de los intestinos o las vías respiratorias, puede atacar a las células nerviosas de la columna vertebral que controlan el movimiento.

Esta capacidad también la tiene el virus del Nilo Occidental.

Los síntomas de la parálisis se alivian con el tiempo paralelos a la mejora de la inflamación de los tejidos. Algunas de estas enfermedades pueden tener una parálisis residual permanente, dependerá del número de células destruidas.

Anuncios