American Journal of epidemiology 2014

La baja ingesta de hierro durante el embarazo y durante la lactancia se asocia con un mayor riesgo de autismo para el bebé. Este es el resultado de un estudio estadounidense que fue publicado en el “American Journal of Epidemiology”.La deficiencia de hierro en combinación con otros factores aumenta el riesgo hasta cinco veces.

Se demostró que la ingesta baja de hierro aumenta el riesgo de autismo. Si las mujeres no tomaron ningún suplemento y eran mayores de 35 años o sufrían de enfermedades metabólicas como hipertensión o diabetes, la probabilidad de desarrollar autismo del niño fue cinco veces mayor.

Más información sobre autismo en neurofeedbackzaragoza.wordpress.com

Anuncios