Investigadores de Budapest, han publicado un estudio en el que se sugiere que según el mes en que se nace uno es más propenso a desarrollar ciertos tipos de temperamentos afectivos.

Este trabajo presentado en el Colegio Europeo de Neuropsicofarmacología Congreso en Berlín 2014.

Los estudios bioquímicos han demostrado que la temporada en la que has nacido tiene una influencia sobre ciertos neurotransmisores de monoamina, como la dopamina y la serotonina, que es detectable incluso en la vida adulta.

El grupo encontró las siguientes tendencias estadísticamente significativas:

  • Temperamento ciclotímico (caracterizada por rápidos, cambios frecuentes entre triste y estados de ánimo alegres) es significativamente mayor en los nacidos en el verano, en comparación con los nacidos en el invierno.
  • Temperamento hipertímico – una tendencia a ser excesivamente positivo – fueron significativamente mayores en los nacidos en primavera y verano.
  •  Los nacidos en el invierno fueron significativamente menos propensos a temperamento irritable que los nacidos en otras épocas del año.
  • Los nacidos en el otoño muestran una tendencia significativamente menor a la depresión que los nacidos en invierno.
Anuncios