La etiología de los trastornos alimentarios es multifactorial. Son altamente heredables. Si usted tiene un familiar con un trastorno de la alimentación, su riesgo aumenta 7 a 12 veces.

Hay una compleja interacción entre los genes, el medio ambiente y factores neurobiológicos.

Los trastornos alimenticios son enfermedades extremadamente graves. Tienen muy altas tasas de morbilidad y mortalidad. A su vez están acompañados por alta tasa de comorbilidad psiquiátrica. 

Las complicaciones médicas pueden ocurrir en todos los sistemas orgánicos y pueden ocurrir en cualquier peso; sólo depende de el porcentaje global de pérdida de peso. 

Se ha producido un importante cambio de paradigma en los trastornos alimentarios. El viejo paradigma se centraba en un padre sobreprotector. Ahora se considera la naturaleza compleja y multifactorial de los trastornos alimentarios. 

Esto se presta a un tratamiento basado en la familia, con un foco especial en la rehabilitación nutricional.

Anuncios