Pediatrics 2014

Los niños con trastornos del espectro autista (TEA) tienen tasas mucho más altas de trastornos del sueño. Los trastornos del sueño incluyen mayor latencia del sueño (retardo para conciliar el sueño de por lo menos 1 hora) y dormir menos de 7 horas de sueño continuo.

Este estudio se realizó en tres sitios en Inglaterra, edades 5-16 años con un diagnóstico de TEA.

Se utilizaron dos tamaños diferentes de mantas, dependiendo de la edad y del niño. La manta pequeña ponderada pesaba 2.25 kg y la manta más grande 4,5 kg.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que las mantas ponderadas no proporcionaron un beneficio clínicamente cuantificable, incluyendo las evaluaciones de los padres de la duración del sueño y la latencia del sueño. Sin embargo, los padres y los niños, informaron preferir las mantas ponderadas.

Más información sobre autismo en neurofeedback.wordpress.com

Anuncios