La temporada de gripe 2014-2015 podría ser más grave de lo habitual. Más hospitalizaciones y muertes, debido a que la actual vacuna parece ser menos eficaz de lo esperado contra la cepa de gripe dominante en circulación.

Influenza A (H3N2) representan aproximadamente el 90% de las infecciones. La vacuna de la gripe estacional trivalente contiene esta cepa, que se adapta muy bien a la mitad de los virus A (H3N2) identificados hasta el momento. La otra mitad, sin embargo, son antigénicamente diferentes de la versión de la A (H3N2).

Además se ha detectado un ligero cambio en el virus A (H3N2) que se utiliza en la vacuna. Una vacuna menos efectiva agrava lo que podría ser una temporada de gripe más dura.

Históricamente, las temporadas de gripe por el virus A (H3N2) tienden a tener el doble de hospitalizaciones y muertes.

Los virus de influenza B representan el 9% de los virus analizados por el CDC y coinciden bien con la cepa B de la vacuna. El otro 91% son los virus de la gripe A, y casi todos ellos son A (H3N2), con alguna pandemia A (H1N1), que también se incluye en la vacuna.

La vacuna en la temporada 2013-2014 redujo el riesgo de contraer la gripe en un 50% a 55% según CDC.

Ante la posibilidad de una temporada de gripe más grave, los médicos deberán tratar casos sospechosos con oseltamivir y zanamivir, sobre todo cuando los pacientes están de alto riesgo como asma o diabetes. Los medicamentos deben ser prescritos lo más rápido posible, y lo ideal sería dentro de 48 horas.

Anuncios