Las infecciones virales a menudo desencadenan exacerbaciones graves de asma. El rinovirus desencadena el 80% de las exacerbaciones agudas en niños y 50% en los adultos.

Los esteroides inhalados y omalizumab parecen prevenir algunas exacerbaciones graves.  Pero seguimos tratando las reagudizaciones con broncodilatadores, corticosteroides parenterales y soporte ventilatorio.

La IL-25 parece desencadenar la cascada inflamatoria que conduce a exacerbaciones en los asmáticos atópicos. Por supuesto muchos mediadores inflamatorios están implicados en este tipo de exacerbaciones del asma.  Por ejemplo el Interferón beta que ha sido identificado como un potencial tratamiento.

El tratamiento con interferon exógeno IFN-b restauró la respuesta antiviral in vitro.

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24937476

Anuncios