El 30% de los antibióticos en aguas residuales no se eliminan en depuradoras.

Las aguas residuales hospitalarias, que tienen mayores porcentajes de antibióticos solo, consiguen depurarse en un 70% antes de llegar al río.

El 30% de los antibióticos presentes en las aguas residuales no se eliminan en las depuradoras y son vertidos en los ríos, según alerta un estudio del Instituto Catalán de Investigación del Agua (Icra), elaborado cerca de equipamientos hospitalarios.

El trabajo, publicado en la revista “Water Research”, revela que las aguas residuales hospitalarias, con mayores porcentajes de antibióticos y habitualmente tratadas junto con las aguas residuales urbanas en las estaciones de depuración, solo consiguen depurarse en un 70% antes de llegar al río.

Anuncios