PLoS ONE 2015

El nacimiento prematuro se asocia con un aumento en el uso de antiasmáticos hasta la adolescencia. Esta tendencia desaparece en la edad adulta, según un estudio de cohorte nacional Danés. El estudio incluyó a 1,8 millones de personas, lo que representa el 84,6% de los individuos nacidos en Dinamarca entre enero de 1980 y diciembre de 2009.

El parto prematuro se ha demostrado que es un factor de riesgo para el asma en la infancia, y algunos estudios han sugerido que los niños superan esta tendencia en la edad adulta.

La prematuridad sin duda, influye en el crecimiento pulmonar en estos niños

En comparación con los recién nacidos a término, los nacidos prematuros tienen de un 59% a 286% más probabilidades de usar medicamentos para el asma entre los 0 y 2 años. Entre un 21% a 73% más propensos a usar estos medicamentos entre las edades de 12 y 17 años.

Sólo los nacidos moderadamente prematuros (de 32 a 36 semanas de gestación) aumentaron la prevalencia de medicamentos antiasmáticos de los 18-24 años (un aumento del 24%) y 25-31 años (un aumento del 31%).

Existe una correlación entre las enfermedades respiratorias neonatales, como el síndrome de dificultad respiratoria y la displasia broncopulmonar y especialmente el uso de medicamentos para el asma en la infancia.

Anuncios