Las radiaciones inalámbricas ya se consideran un carcinógeno igual que el tabaco, el asbesto y el benceno.
La Asociación Nacional para la Niñez y la proteción tecnologica (NACST) está tomando medidas al cabo de dos estudios publicados recientemente. Indican que hay suficientes pruebas para decir que la exposición a la radiación inalámbrica, también conocido como RF-EMF, causa cáncer. Este grupo nacional de defensa hace un llamamiento a las organizaciones de salud más importantes de los niños para promover una iniciativa “Turn It Off 4 Kids”

Los routers inalámbricos y dispositivos como tabletas, ordenadores portátiles, monitores de bebés y teléfonos celulares, emiten este tipo de radiación.

El profesor de Oncología Lennart Hardell, MD, PhD, y Estadístico Michael Carlberg del Hospital Universitario de Orebro, Suecia encontraron un riesgo 3 veces mayor tras 25 o más años de uso del celular y teléfono inalámbrico en un estudio publicado en octubre de 2014 en Fisiopatología . Muy significativo fue el hallazgo de que las personas que utilizan teléfonos celulares o inalámbricos antes de los 20 años tenían mayor riesgo.

El aumento del uso de teléfonos móviles también se correlacionó con menores tasas de supervivencia para las personas diagnosticadas con gliomas malignos.

Otro estudio controlado CERENAT donde los investigadores franceses encontraron casi un aumento de 3 veces en cáncer de cerebro con 896 o más horas de uso del teléfono móvil.

http://www.nacst.org/ nacst-giro-IT- off-4-kids.html 

Anuncios