Academia Americana de Alergia, Asma e Inmunología (AAAAI) 2015

El tipo y la mezcla de bacterias intestinales durante los primeros 6 meses de vida de un bebé tiene una profunda influencia en el desarrollo del sistema inmunológico y en el riesgo de alergias y asma.

El potencial para la terapia es en las primeras etapas de la vida, cuando el microbioma es más plástico.

  1. Los investigadores encontraron que los factores como la lactancia materna, el modo de nacimiento y la exposición a mascotas influyen en el microbioma infantil.
  2. A su vez, el microbioma afecta el desarrollo de las células T reguladoras, inmunoglobulina E y el desarrollo de las alergias y síntomas de asma.
  3. La riqueza microbiana, diversidad y uniformidad en el intestino del lactante ayuda al desarrollo de las células T reguladoras.
  4. Bebés alimentados tienen microbioma con bacterias filogenéticamente distinta mientras que los no de leche materna estaban dominados por Lachnospiraceae.

En un estudio se vio que niveles bajos de bacterias Lachnospiraceae, eran menos propensos a tener alergia del animal doméstico.

El modo de nacimiento y el tabaquismo materno, el estado civil y la edad gestacional afecta al microbioma infantil.

Los ratones que recibieron suplementos de un probiótico llamado Lactobacillus johnsonii presentaron protección de la vía aérea frente a la exposición de alérgenos, e incluso contra la infección respiratoria viral.

Anuncios