En un estudio publicado en futura microbiología en pacientes con fibrosis quística se ha demostrado que la energía electromagnética podría modificar la posibilidad de los gérmenes de producir biofilm. Los resultados muestran claramente que existe un alto potencial en la utilización de los campos electromagnéticos para combatir las biopelículas microbianas. La exposición a campos electromagnéticos, disminuye significativamente la formación de biofilm, probablemente no en función de un efecto bactericida sino más bien a la adherencia bacteriana reducida para sustrato secundaria a la permeabilidad alterada de los canales iónicos de la membrana celular.

El uso de campos electromagnéticos podría ofrecer nuevas perspectivas en la prevención y el tratamiento de las infecciones crónicas de difícil tratamiento relacionadas con biopelículas, no sólo en la FQ de pulmón, sino también en las heridas o las asociadas con los implantes.

s. 

Anuncios