Las plaquetas, los glóbulos incoloros responsables de la coagulación, juegan un papel crítico en el control de la inflamación.

Un nuevo estudio dirigido por la Universidad de Yale ha identificado una proteína de plaquetas-DKK-1 que contribuye a la inflamación crónica.

La investigación, publicada en la edición del 9 de febrero de inmunidad, podría conducir al desarrollo de nuevas terapias para tratar el asma severa y otras enfermedades inflamatorias.

La inflamación crónica se encuentra comúnmente en el asma, las enfermedades autoinmunes, el cáncer y las infecciones virales, y se caracteriza por la activación constante de las plaquetas provocando daños en tejidos.

La proteína de DKK-1 inhibe la reparación de los tejidos. Los resultados demostraron un vínculo funcional y físico entre las plaquetas y linfocitos a través de DKK-1.

DKK 1 inhibe la reparación de tejidos.

ahora sabemos cómo las plaquetas se convierten en una parte esencial de la respuesta inmune y la reparación de tejidos en respuesta a la inflamación.

 

 

 

Anuncios