La activación del nervio vago tras el traumatismo, favorece la permeabilidad intestinal gracias al cambio molecular en las proteínas claudina  y ocludina, encargadas de la unión estrecha intercelular de la mucosa intestinal.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5019014/

Anuncios