Dispraxia

En realidad no es sólo un problema motor, sino que involucra también el lenguaje, las emociones o la ideación. De hecho son niños con problemas adicionales de planificación, organización y ejecución de los movimientos corporales, como de la articulación del habla, la percepción y el pensamiento.

El reconocimiento temprano de la dispraxia permitirá la intervención y la toma de medidas prácticas que ayuden a su hijo a alcanzar su potencial.

Cuanto antes se diagnostica, menos propensos son a tener problemas con la aceptación por parte de sus compañeros y con la baja autoestima.

Clásicamente se ha clasificado como:

  • Dispraxia ideomotora: existe una interrupción entre la secuencia de pensar y realizar un acto sencillo, como por ejemplo coger un objeto, como un peine.
  • Dispraxia ideatoria: se afecta la cadena de secuencias de pasos sencillos que dan lugar a uno complejo: abotonar un botón, atarse los cordones, meter una llave en la cerradura…
  • Dispraxia oromotora o del habla: en este caso se ven afectados los grupos musculares que se encargan de la fonación, mostrando problemas para pronunciar algunas palabras o sílabas, por lo tanto el habla del niño se verá afectada.
  • Dispraxia constructiva: existe una dificultad en comprender las relaciones espaciales entre los objetos, por lo que resulta difícil moverlos de un lugar a otro: por ejemplo, meter una caja pequeña dentro de otra más grande.

Síntomas

Hasta los 3 años

  • Irritabilidad
  • Lentitud en la adquisición de las habilidades normales del desarrollo. 

3 a 5 años de edad

  • Aumento de la frustración y descenso de la autoestima.
  • Niveles muy altos de actividad motora, incluyendo movimientos de balanceo y golpeando los pies cuando está sentado, palmas o torsión.
  • Incapacidad de quedarse quieto
  • Altos niveles de excitación, con una gran voz / estridente
  • Fácilmente angustiado y propenso a las rabietas
  • Pueden chocar constantemente con objetos y caerse
  • Dificultad al pedalear un triciclo o juguetes de coordinación similares
  • Falta de cualquier sensación de peligro (saltar desde alturas, etc.)
  • Alimentación desordenada. Pueden preferir comer con los dedos, con frecuencia derrama bebidas
  • Evitación de juguetes de construcción, tales como rompecabezas o bloques de construcción
  • Pobres habilidades motoras finas.
  • Dificultad para sostener un lápiz o unas tijeras.
  • Dibujos inmaduros
  • Falta de juego imaginativo
  • Aislamiento dentro del grupo de pares. Rechazado por sus compañeros, pueden preferir la compañía de adultos
  • Lateralidad (izquierda o diestro) todavía no se ha establecido
  • Dificultades del idioma persistente
  • Sensible a la estimulación sensorial, incluyendo altos niveles de ruido, la defensa táctil, el uso de ropa nueva
  • Limitada respuesta a la instrucción verbal. Puede ser lento para responder y tiene problemas con la comprensión
  • Concentración limitada. Tareas a menudo se dejan sin terminar 

A los 7 años de edad

  • Dificultades para adaptarse a una rutina escolar estructurada
  • Dificultades en clases de educación física
  • Incapaz de atar los cordones de zapato
  • Caligrafía casi ilegible
  • Dibujo inmaduro y pocas habilidades de copia
  • Concentración limitada y pobres habilidades de escucha
  • Uso literal del lenguaje
  • Incapacidad para recordar más de dos o tres instrucciones a la vez
  • Finalización lenta del trabajo de la clase
  • Altos niveles de actividad motora
  • Aleteo de manos aplaudiendo o cuando está excitado
  • Tendencia a convertirse fácilmente en dificultades y emocional
  • Problemas con la coordinación de un cuchillo y tenedor
  • Incapacidad para formar relaciones con otros niños
  • Dificultades del sueño, incluyendo insomnio y pesadillas en la noche
  • Migraña, dolores de cabeza, sensación de mareo

¿Por qué los autistas no pueden mirar a los ojos?

De acuerdo a un estudio del Hospital General de Massachusetts publicado en Scientific Reports junio 2017, las personas con autismo presentan una sobreactivación de estructuras subcorticales del cerebro en respuesta a la mirada directa.

A personas con trastorno del espectro autista a menudo les resulta difícil mirar directamente a los ojos. En contra de ser una falta de interés interpersonal, resulta ser un exceso de actividad subcortical que se manifiesta muy molesta.

En el estudio, esto sucede especialmente con las caras de miedo, aunque se observaron efectos similares cuando se exponían a caras felices, enojadas y neutrales.

Nuevamente revela un desequilibrio entre patrón excitatorio del cerebro y redes de señalización inhibitoria en el autismo. Esta vez implica el colículo superior, el núcleo pulvinar del tálamo y la amígdala.

¿Qué ocurre en el traumatismo craneal? Hinchazón axonal.

 

Una nueva investigación publicada en The Journal of Cell Biology 2017 de la Universidad Estatal de Ohio en Columbus, desvela el mecanismo biológico del traumatismo craneal leve.

Los síntomas comunes son dolor de cabeza, confusión, mareos, visión borrosa,  zumbido en los oídos, mal sabor en la boca, fatiga, letargo, cambio del estado de ánimo y alteraciones del sueño. A corto plazo puede afectar la memoria, la concentración y el razonamiento lógico.

¿Pero qué sucede en el organismo?

La investigación desvela varices axonales (extasis venosos), sobre todo en neuronas jóvenes. De ahí la vulnerabilidad en los niños, dado que las neuronas más viejas son más resistentes a estos cambios. Sucede inmediatamente, 5 segundos y dura unos pocos minutos. Pero suficiente, para que el hinchazón provoque la formación de dos proteínas (TRPV4 y Stop), que abren la puerta a la inundación de calcio intraneuronal  e interrrupción del transporte intraaxonal.

De ahí, que traumatismo repetidos pueden tener una grave repercusión neurológica.

Adjunto otros post de interés para el tema.

https://marcorived.wordpress.com/2017/03/09/traumatismos-craneales-danan-genes-en-el-cerebro-aumentando-el-riesgo-de-trastornos-neurologicos-y-psiquiatricos/

https://marcorived.wordpress.com/2016/11/28/golpear-la-pelota-con-la-cabeza-lesiona-estructuras-neuronales/

 

Wifi favorece resistencias bacterianas

En este estudio, se evaluó si la exposición a 900 MHz GSM de radiación del teléfono móvil y 2,4 GHz de radiofrecuencia emitida por los routers comunes Wi-Fi, modificaba el crecimiento de los cultivos bacterianos.

Los cultivos puros de Listeria monocytogenes y Escherichia coli fueron expuestos a radiofrecuencia generada por un simulador de teléfono movil de 900 MHz y un router común Wi-Fi de 2.4 GHz. Se demostró cómo se modifica significativamente el diámetro de la zona de inhibición y la tasa de crecimiento de L. monocytogenes yE coli. 

Esta modificación en la susceptibilidad de los microorganismos a los antibióticos puede tener implicaciones clínicas.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28203122

A más horas de TV mayor cambio estructural del cerebro

Neurocientíficos en Japón obtuvieron imágenes de RNM funcional de 290 niños entre 5 y 18 años. Los resultados mostraron importantes diferencias anatómicas en varias regiones del cerebro que se correlacionaron con el número de horas de televisión vistas.

Las partes del cerebro involucradas son el cortex frontopolar, hipotálamo, áreas motoro sensoriales y corteza visual; independientemente del sexo del niño, edad, ingresos familiares y muchos otros factores. El estudio cognitivo confirmó que el CI verbal de los niños bajaba en proporción a las horas de televisión.

Takeuchi, H., et al., The impact of television viewing on brain structures:  Cross-sectional and longitudinal analyses.  Cerebral Cortex, May, 2015; 25: 1188-1197.

Controversia con la vacunación infantil

En los últimos años el número de vacunas ha crecido exponencialmente y así la controversia.vacunación controversia

En este estudio participaron 666 niños, de los cuales el 39 por ciento no estaban vacunados.

http://www.oatext.com/Pilot-comparative-study-on-the-health-of-vaccinated-and-unvaccinated-6-to-12-year-old-U-S-children.php

Se encontró que los niños vacunados tenían incidencias mucho más bajas de varicela y tos ferina. Pero no hubo diferencias significativas en las tasas de otras enfermedades, como la hepatitis A o B, fiebre alta con respecto al anterior período de 6 meses, el sarampión, las paperas, la meningitis (ya sea bacteriana o viral), la gripe o el rotavirus.

Estos datos no son muy reconfortantes, pero la peor parte se la llevaron los trastornos del neurodesarrollo. Los niños vacunados presentaron:

  • Autismo: 4,2 veces mayor riesgo
  • ADHD: También 4,2 veces mayor riesgo
  • Los problemas de aprendizaje: 5,2 veces mayor riesgo
  • Eczema: 2,9 veces mayor riesgo
  • La rinitis alérgica: un masivo 30 veces mayor riesgo

En estos momentos ya existen países que castigan a los padres que deciden no vacunar a sus hijos, mientras que hay una tendencia en la sociedad a preguntarse si efectivamente, son saludables tantas vacunas a los niños. Lógicamente en estos estudios no se contemplan muchas otras variantes genéticas y ambientales. Por otra parte el grupo poblacional sigue siendo pequeño, por lo que debe seguir la investigación.

Suramina para el autismo

5 Niños entre 5 y 14 años afectos de TEA recibieron un anticolinérgico de 1916, utilizado para la enfermedad del sueño y mejoraron llamativamente su clínica tan sólo una semana después. Mejoraron las dificultades en el lenguaje, la interacción social y conductas repetitivas y restringidas.

Todavía no está aprobada para uso terapéutico.

Anales de neurología clínica 2017suramina